Cuadros de una Exposición, de Moussorgsky

mousrgskyModest Moussorgsky falleció el 28 de marzo de 1881. Había nacido el dia 21 del mismo mes, en el año 1839.

Moussorgsky siempre ha sido tachado de compositor con escasa formación y su música, salvo contadas excepciones, de mediocre y de escasa calidad. El problema es que Moussorgsky no comprendió la música pura, libre de cualquier sugestión literaria, plástica o filosófica. De ahí que en su producción no existan prácticamente páginas que correspondan a formas clásicas preconcebidas.

Pero cuando encuentra un impulso externo producido por un tema extra musical nuestro compositor expande su fuerza creadora y nos lega obras maestras como los Cuadros de una Exposición o la ópera Boris Godunov.

La música descriptiva en su máximo esplendor

Sin duda Cuadros de una Exposición es la obra cumbre de Moussorgsky. El equilibrio entre su contenido musical y el tema que le dio origen se une a la exacta representación gráfica de movimientos y gestos.

Esta obra es la descripción de los cuadros expuestos por Hartmann, amigo de Moussorgsky, pero también podemos apreciar claramente la impresión causada por cada uno de ellos en el propio compositor.

Los distintos números están unidos por cortos intermedios denominados ‘paseos’. Vemos al compositor vagando de un lado para otro por la exposición, a veces indiferente, otras atraído por algún cuadro importante. Pasajes en tonos más sombríos denotan el estado de ánimo triste y melancólico por la reciente desaparición de su amigo pintor.

El primer cuadro, Gnomos, presenta a un pequeño gnomo dando pasitos torpes con sus piernas torcidas. Movimientos irregulares y espasmódicos, con bruscas sacudidas dominan esta pieza.

Le sigue El Viejo Castillo. Un castillo medieval frente al cual un trovador entona su canto.

Las Tullerías nos muestra un grupo de niños después de los juegos, en el famoso parque Parisino del mismo nombre. Es un elegante y gracioso Scherzo.

Bydlo. Uno de los números más significativos. Un viejo carro polaco, con enormes ruedas arrastrado por bueyes, se acerca lentamente, pasa frente al espectador y después se pierde en la lontananza. Podemos oir el chirriar de las ruedas y el andar pesante de los animales. Sobre todo ello se alza un canto popular, que bien podría ser entonado por el conductor del carro.

Baile de los polluelos en sus cascarones. Otro pequeño scherzo basado en un dibujo de Hartmann para el decorado del ballet Trilby

Samuel Goldenberg y Schmuyle. Esta escena se desarrolla en Varsovia, donde dialogan dos judíos polacos, uno rico y otro pobre. Es una excelente caricatura musical. El rico, pomposo, importante. El pobre, nervioso, suplicante. Podemos seguir perfectamente sus peripecias hasta que el rico despide despóticamente al pobre.

El mercado de Limoges. Mujeres discutiendo animadamente en el mercado. Presenta un espíritu similar a ‘Tullerías’ pero más animado e impetuoso.

Catacumbas. Sepulcros romanos. En este cuadro, Hartmann se había representado a sí mismo recorriendo las catacumbas de París. Comienza con unos amplios acordes a los que sigue el ‘paseo’ transformado.

Baba Yaga. La cabaña sobre patas de gallina. Este número hace referencia a una bruja legendaria y su tumultuoso cortejo. El dibujo representa un reloj en forma de cabaña, sobre unas patas de gallina. La escritura pianística posee un marcado carácter orquestal.

La gran puerta de Kiev. Este último número es una transcripción sonora de un proyecto de Hartmann para la construcción de una puerta de acceso a la ciudad de Kiev. Monumental, en estilo ruso antiguo, maciza, coronada por una cúpula en forma de casco eslavo. La música representa fielmente esta imagen. Poderosas sonoridades imitando masas arquitectónicas. Gran variedad rítmica y un imponente crescendo hacia una grandiosa culminación.

Versión Original para piano

Aunque la versión más difundida es la que realizara Maurice Ravel para orquesta (una de las más grandes orquestaciones de toda la historia) la versión original para piano es interesantísima. Descubriremos nuevos efectos y armonías que nos muestran a un gran innovador, incomprendido en su tiempo.

Discografía recomendada: Cuadros de Una Exposición – Modest Moussorgsky – Philips  442 650-2 – Versión orquestal, Filarmónica de Viena, Dir. André Previn (Grabación en directo) – Versión pianística – Alfred Brendel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s