Violines Stradivarius, testigos de la historia

stradivariusLa vida de muchos de los violines Stradivarius va acompañada de historias de todo tipo, romanticismo, incendios, inundaciones, guerras.



En la película ‘’El violín rojo’’, dirigida por Francois Girard, asistimos a uno de esos relatos, en este caso de ficción, pero al que nada tienen que envidiarle algunas de las situaciones reales, como la historia del ‘’Gibson’’. Este violín, construido en 1713, fue robado a su propietario, Bronislaw Huberman, en dos ocasiones. La primera, en 1919, en un hotel de Viena. La última vez fue en 1936, en su camerino del Carnegie Hall mientras se encontraba en el escenario tocando con su Guarnerius. Cincuenta años después, en 1987, Marcelle Hall, viuda de un violinista, Julian Altman, se dirigió a la Lloyd’s de Londres para decir que tenía el violín robado a Huberman. Altman, que en sus buenos tiempos fue miembro de la Orquesta Sinfónica de Washington pero que más tarde se dedicó a tocar por cafés y cabarets, y cuya vida degeneró hasta morir en la cárcel, le confesó a su mujer, poco antes de su muerte, que el violín con el que había estado tocando incluso en actos sociales donde asistieron personalidades como Richard Nixon, se lo compró por cien dólares a un amigo justo al día siguiente de su robo. La compañía de seguros pagó a la mujer 263.475 dólares y al año siguiente vendió el violín a un coleccionista por un millón doscientos mil dólares.

Salvado de las aguas

Aún más apasionante es la historia del ‘’Diamante rojo’’, construido en 1732, famoso por el extraordinario brillo que le confiere el barniz de color rubí que le aplicó Stradivari. En 1953 su propietario, Sascha Jacobsen, concertino de la Filarmónica de Los Angeles, viajaba en su coche durante una tormenta. Quedó atrapado y el coche comenzó a inundarse. Como pudo, Jacobsen tomó su preciado violín y salió del vehículo. Mientras luchaba con la fuerte corriente, se le escapó de las manos y nada pudo impedir que desapareciera flotando sobe las aguas. Al día siguiente, un famoso abogado, Frederick H. Sturdy, a la sazón amigo de Alfred Wallenstein, director musical de la Filarmónica, paseaba junto a una playa y encontró un estuche de violín sobre la arena. Cuando lo abrió reconoció el violín de Jacobsen. Hans Weisshaar, un afamado luthier fue el encargado, durante nueve meses, de restaurar la preciada joya. Jacobsen, más tarde, diría a sus amigos que el ‘’Diamante rojo’’ sonaba mejor que nunca. Tras la muerte de su propietario en 1971, el violín fue vendido por 67.600 dólares y más tarde nuevamente subastado por Sotheby’s en 1985 con un precio de salida de un millón de dólares.

Otra anécdota muy reciente, esta vez sobre un cello Stradivarius construido en 1673, ocurrió en Nueva York en mayo de 2001. Lynn Harrell, excelente intérprete que ha actuado con las filarmónicas de Berlín, Viena y Nueva York, dejó olvidado su cello valorado en cuatro millones de dólares en un taxi. Mohamed Ibrahim, el taxista de origen musulmán, volvió a casa de Harrell y dejó su número de teléfono al conserje. ‘’Amo a esta ciudad’’, dijo Harrell tras reencontrarse con su preciado tesoro. ‘’A pesar de que se habla mucho sobre robo y delincuencia, esta ciudad tiene corazón.’’

Unos instrumentos con nombre propio

Todos los Stradivarius tiene nombre propio. He aquí algunos de ellos, con el año de su construcción. ‘’Harrison’’, 1693, ‘La alondra’’, 1698,’’Lord Borwick’’, 1702,  ‘’Toscano’’, 1690, ‘’Hércules’’, ‘’Betts’’, 1704, ‘’Lady Blount’’, 1721, ‘’Falk’’, ‘’Joachim’’, ‘’Mac Cormac’’ y ‘’Emiliani’’, los cuatro de 1723, ‘’Davidoff’’, 1727, ‘’Lyall‘’, 1702, ‘’Soil’’, 1714, ‘’Baumgartner’’, 1689, ‘’Bailott-Pomerau’’, 1694, ‘’Coloso’’, 1716, ‘’Dushkin’’, 1701 y ‘’Rey Maximiliano’’, 1709, y ‘’Mendelsshon’’, que por cierto era el instrumento que aparecía en la película ‘’El violín rojo’’ 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s