Los preludios corales de J.S. Bach

bach3Bach, como organista y devoto luterano, tenía un natural interés en el coral. En los 170 corales que compuso para órgano están representados todos los tipos conocidos en el Barroco. Además, al igual que en otras forma de composición, Bach llevó el coral a la cumbre de la perfección artística.

El Orgelbüchlein (Pequeño libro para órgano) que el maestro compiló en Weimar y durante los primeros años en Cöthen , está formado por pequeños preludios corales.

Originariamente, Bach planeaba incluir versiones de melodías de corales necesarias para la liturgia del año eclesiástico completo, 164 en total, aunque sólo completó 45.

Los preludios corales están planificados con fines de enseñanza, algo característico en Bach y que podemos ver también en El Clave bien Temperado, el Clavierübung y la Ofrenda Musical.

En la portada del Orgelbüchlein figura la siguiente inscripción: “Pequeño libro para órgano, en el que se imparte al organista principiante una guía de toda suerte de maneras de desarrollar un coral,  y también para mejorar su técnica de los pedales, puesto que en estos corales el pedal está tratado por completo como ‘obbligato’. Y a continuación se agrega un pareado: ‘Para honrar sólo a Dios Altísimo, y para la enseñanza de mis semejantes. Bach, durante toda su vida fue un humilde estudioso y un maestro sabio y bondadoso. No resulta sorprendente que dedicase un libro de preludios corales a ‘Dios Altísimo’

Todos los números del Orgelbüchlein son preludios corales en los que la melodía se oye una vez de forma completa y fácilmente reconocible. Algunos tratan la melodía en canon y tres de ellos la presentan con adornos bastante elaborados.

Con frecuencia las voces acompañantes no derivan de motivos de la melodía del coral sino que están construidas sobre un único motivo independiente. Bach nunca utiliza recursos descriptivos como simples ornamentos superficiales, sino que lo hace como una forma de presentar la significación musical íntima de un pasaje.

Durante el período de Leipzig Bach compiló tres colecciones de corales. Los seis corales de Schübler (BWV 645-650) son transcripciones de movimientos de cantatas. Los Dieciocho Corales (BWV 651-668) fueron compuestos en épocas anteriores y comprenden toda clase de composiciones: variaciones, fugas, fantasías, tríos.

Los corales de catecismo de la tercera parte del Clavier übung (BWV 669-689) están agrupados por parejas, una parte más larga que requiere la utilización de los pedales y otra más breve, habitualmente en estilo fugado, sólo para los manuales.

Todos los corales posteriores de Bach son menos íntimos y subjetivos. Un ejemplo de la diferencia entre los primeros y últimos corales puede verse en las dos versiones de Wenn wir in böchsten Noten sein (Cuando estemos en el apremio supremo). En la versión del Orgelbüchlein (BWV 641) la melodía aparece con ricos adornos sobre un acompañamiento cuyo motivo principal deriva de las cuatro primeras notas de la melodía. En una versión posterior (BWV 668 y 668a) la misma melodía se utiliza con el título de Vor deinem Thron tret’ ich biermit (Ante tu trono aquí me presento). En esta versión Bach retorna a la antigua forma del preludio coral de Pachelbel. La melodía carece casi por completo de ornamentos y cada frase está precedida por un breve fugato sobre su tema principal en las voces inferiores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s