La función de la música

partiEl uno de octubre se celebra anualmente el Día Internacional de la Música. Reflexionemos hoy sobre su función

En el período pos renacentista, la música carece esencialmente de función. Aunque en ocasiones se usa música en los grandes rituales del Estado y de la Iglesia,  también en los pequeños rituales privados, como bodas, funerales, su asociación es muy débil. La música es un adorno, pero no forma parte esencial de la ceremonia, que podría celebrarse perfectamente sin ella.

El oyente no participa en la creación de la obra

No existe el sentimiento de que una determinada música corresponda de forma exclusiva a ciertos momentos o lugares. En las salas de conciertos se interpretan misas, himnos y requiems sin que nadie lo vea inadecuado. Una cultura que se preocupase mucho por la coincidencia y adecuación de la música con el lugar o momento específico difícilmente habría llegado a idear técnicas de grabación. La vivencia que el oyente tiene de la música es privada. No participa en modo alguno en el proceso creativo. Su tarea se limita a contemplar el producto acabado, a responder interiormente ante él, sin ninguna demostración ni reacción física (quien mueva el pie al compás de la música se expone a ser tachado de ignorante). La única opción del oyente ante la obra terminada es la de aceptarla o rechazarla.

La idea de que el compositor esté separado tanto del intérprete como del público está relacionada con una idea que nos parece natural y que también proviene de la tradición pos renacentista. Es la visión del compositor como un héroe. Un hombre que tiene una visión y quiere comunicarnos su experiencia.

Generalmente juzgamos una obra musical con criterios dramáticos. ¿nos conmueve, nos asombra nos hace reír o llorar?. Este objetivo dramático lo logra la armonía tonal, con su poder de crear tensión y relajación y sus cambios súbitos de humor, cómico, irónico o trágico. Vemos al compositor mismo como alguien que lucha con el destino. La música es el medio para transmitirnos su mensaje y hasta podríamos decir que no tiene otra razón que existir, a parte del propio mensaje. Como señala Leonard Bernstein (1918-1990) en ‘’Beethoven First Symphony’’, ‘’los cuadernos musicales de Beethoven tiene el aspecto de un cruento campo de batalla donde el compositor luchó por imponer el control a sus materiales.’’

Un músico procedente de otra cultura podría asombrarse al descubrir que una lucha semejante se libraba no en los sonidos sino sobre el papel. Ciertamente, muchas culturas han establecido formas de notación musical pero principalmente a modo de recursos mnemotécnicos, posteriores al hecho creativo, con el único fin de ayudar al músico a recordar lo ya hecho. Sólo en la música occidental la partitura ha llegado a convertirse en el medio donde tiene lugar el acto de la composición.

Esta forma de trabajar tiene sus ventajas ya que permite al compositor el planteamiento previo de estructuras armónicas y formales largas y complejas, aunque también algunas culturas musicales consiguen construir composiciones extensas y complejas sin recurrir a notación alguna.

La notación musical limita la imaginación

El sistema de notación tiende a imponer límites a lo que un compositor o intérprete pueden imaginar. Como era de esperar, la notación refleja las prioridades de la cultura musical. En nuestra cultura la notación esta adaptada a la elaboración de la armonía temperada. A medida que la música se aparta de la escala diatónica, más complejo se hace anotarla y leerla. Las evidentes dificultades rítmicas de obras como las de los compositores de la Escuela de Darmstadt y las de Charles Ives no son debidas a complejidades de la música (gran parte de la música africana presenta esquemas rítmicos que las harían parecer casi infantiles), sino a la notación, ya que las pautas rítmicas se apartan de las regularidades que la notación favorece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s