Elgar, renovador de la música inglesa

elgarEl humilde hijo de un tendero
Tal día como hoy, 23 de febrero, fallecía hace 80 años. Edward William Elgar, que había nacido nació en 1857 en Broadheath, un pueblo cercano a Worcester. Su padre, William Henry se dedicaba a la música de una forma modesta. Durante la semana atendía su tienda de música en Worcester y los domingos tocaba el órgano en la iglesia católica de St. George, a pesar de que era protestante. Gracias a estas dos actividades el joven Elgar tuvo un temprano contacto con la música. Ayudaba en la tienda, leía música, probaba instrumentos y hablaba con los músicos. También ayudaba a su padre en la iglesia los domingos, cuyo cargo de organista heredaría.

En la Inglaterra victoriana el coro de aficionados gozaba de gran popularidad en todas las ciudades de provincias. Los comités de los festivales competían por conseguir nuevas obras de compositores ya consagrados. Cualquier compositor británico que quisiera vivir de su trabajo tenía aquí un campo en el que debía contribuir. También eran solicitados otros compositores extranjeros como Mendelssohn, Dvorak y Gounod. La aportación de Elgar llegaría a ser la más importante de todas.
Su infancia transcurrió sin cursar estudios académicos. Solía decir que sus maestros habían sido las partituras que leyó y la música que escucho. También sus esfuerzos por tocar el violín, su instrumento preferido, le ayudaron a convertirse en un magnífico orquestador.

De violinista a gran compositor
Empezó a tocar en orquestas de segunda fila y pronto se vio solicitado, como buen violinista y eficaz director y orquestador , por las sociedades locales. Después de haber trabajado durante un año sin éxito en un despacho de abogado, a los 16 años sabía ya, sin duda alguna, que la naturaleza le había dotado para la música.

Empezaron a llegar algunos modestos encargos, como la dirección de la banda del County Lunatic Asylum.
En uno de sus viajes a Londres asistió a ensayos de varias orquestas y tomó lecciones de violín de Adolphe Pollitzer. Un día éste le llevó a escuchar a August Wilhelmj tocar el Concierto para violín de Beethoven. Esta experiencia obligó a Elgar a tomar una decisión. Si alguna vez lograra tocar el violín como Wilhelmj sólo sería con una práctica y dedicación continua, lo cual implicaba abandonar cualquier otra actividad, incluida la composición. Y decidió ser compositor. Seguiría tocando el violín pero sólo como medio para conseguir experiencia orquesta y obtener unos ingresos extra que tanto necesitaba.

En esta época ya se habían estrenado dos de sus obras menores, la ‘’Serenade mauresque’’ y ‘’Sevillana’’. También Salut d’amour comenzaba su larga vida como melodía favorita de todos los tiempos en el repertorio de salón.

El 8 de mayo de 1889 se casó con Caroline Alice Roberts, hija del general sir Henry Gee Roberts. Alice fue una fuente inagotable de estímulo y ayuda para Elgar.
Frecuentemente se piensa en Elgar como un arquetipo de caballero inglés pero no lo era. Los honores que recibió y el carácter patriótico de gran parte de su música, su amor por los perros y el campo inglés contribuyeron a crear esa ilusión.
Pero en realidad no fue más que un músico que sólo fue aceptado por la aristocracia después de haber triunfado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s