Aspectos generales de la música africana

africana1El 25 de mayo se celebra el día de África. El encuentro entre a música europea y la africana ha sido uno de los más fecundos de la historia de la música. Entre las dos músicas hubo las suficientes similitudes para hacer posible una síntesis. Además de ello, los africanos, arrancados bruscamente de su tierra nata se vieron obligados a reconstruir una cultura a partir de cualquier fragmento que tuvieran a mano.

La música africana no fue ni es un arte primitivo, sino una primerísima expresión de un pueblo sutil y espiritual que había logrado desarrollar estructuras políticas de éxito.

La música como parte integrante de la vida

De todas las artes de África la más extendida y rica es la música. Tan implantada está la música en la cultura africana que, al igual que ocurre por ejemplo en Bali, muchas lenguas no tienen una palabra para nombrarla. La historia de África es la de una cultura compleja y refinada, tan antigua como la raza humana, de la cual es muy probablemente la cuna.

En la música europea el interés se centra en las relaciones de altura, especialmente en la armonía. La música africana centra su atención en el ritmo, pero esto no debe llevarnos a calificar de primitiva esta música sino tratar de aprender lo que ella pueda enseñarnos respecto a la naturaleza de nuestra propia cultura musical.

Como en Bali, la música no es algo aparte de la vida diaria sino parte integrante de ésta. La distancia con la que un oyente occidental presencia una actuación orquestal no tiene sentido en la vida musical ni en las costumbres del africano. En casi toda su música hay oportunidad para la participación, cantando, batiendo palmas o bailando. Incluyo cuando escuchan una actuación los oyentes responden sonora y activamente sin inhibición alguna. La respuesta motriz da ocasión para la interacción social en un contexto musical.

Imitación de la naturaleza

Encontramos la música en todas las situaciones, desde actividades cotidianas hasta grandes rituales de jefes y reyes. Hay canciones que forman parte de los rituales de iniciación, otras son portadoras de noticias o advertencias. Las canciones de los ancianos recuerdan a las gentes su pasado y los valores de su sociedad. Otras se ocupan de religión y filosofía. El cazador y el pescador, con sus propios cantos proclaman las alabanzas de aquello que cazan o pescan.

La voz humana se encuentra en el corazón de la música africana. No es una voz cultivada. La música vocal africana está estrechamente relacionada con el discurso. Su técnica tiende a lograr una interpretación fiel al habla precisa y definida. Existe una gran variedad de formas de cantar, de acuerdo con la situación dramática que se necesite. Imitaciones muy realistas de pájaros, animales y otros sonidos de la naturaleza. Los cantantes son capaces de usar con virtuosismo los diversos sonidos armónicos y no armónicos de que es capaz la voz humana

Gran variedad de instrumentos

Al hablar de música africana la mayoría de los europeos piensa en tambores pero, excepto el teclado, casi todos los tipos de instrumentos occidentales tienen su equivalente africano. Violines, liras y laúdes junto con un curioso y bello híbrido de arpa y laúd, el ‘kora’. Cuernos, flautas, xilófonos, campanas, sonajeros e incluso castañuelas metálicas y piedras afinadas.

Un instrumento peculiar de África es el conocido como piano africano y que en lenguas africanas corresponde al ‘mbria’, ‘kalimba’, ‘sansa’, y ‘ikembe’

Se trata de una pequeña tabla de armonía de pocos centímetros de longitud que lleva varias púas de metal o madera en un extremo, pasando sobre un puente y sueltas en el otro. Igual que la guitarra, la ‘mbira’ es un instrumento íntimo. Se sostiene con ambas manos muy cerca del cuerpo y las púas se acarician con los pulgares. Una mbira’ grande puede tener hasta cuarenta y cinco púas, dispuestas en dos o tres teclados. El sonido de este instrumento es muy suave y obsesionante. Probablemente el propio músico ha fabricado su instrumento lo que personifica la íntima relación entre un músico africano y el instrumento que toca. Como dice Francis Bebey en ‘’African Music – A People’s Art’’ (1975) ‘’Los instrumentos no son meros objetos, sino colegas en el trabajo de la creación y símbolos de la época en que Dios infundió vida al hombre y le concedió el discurso.’’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s