Los Beatles viajan al Barroco

Los Beatles cruzando Abby Road

Los Beatles cruzando Abbey Road

Sin lugar a dudas, las canciones de Los Beatles, compuestas en su mayoría por Paul MacCartney y John Lennon, son las más versionadas de la historia del Pop. Vamos a analizar aquí una excelente versión grabada en 1992 por Peter Breiner y su Orquesta de Cámara.

Breiner es un compositor, pianista, director y arreglista eslovaco profundamente interesado en todo tipo de repertorio: jazz, pop, folk, clásico. Son muy conocidos sus arreglos para piano y orquesta de cámara de canciones famosas. También ha compuesto bandas sonoras, como la de Un taxi a El Cairo, War with America y Red Hot. Como compositor sinfónico cuenta con una abundante producción de la que podemos destacar el Concertino para viola, cuerda y piano, el Concierto para piano, Concierto para orquesta, obras para barítono y orquesta, sonatas para piano y un oratorio, The Story (1993), para cinco solistas, dos coros y orquesta.

Bajo el título de ‘’Beatles go Baroque’’, Peter Breiner selecciona veinte canciones de Los Beatles y nos las presenta con un finísimo y acertado estilo barroco. Las canciones, bellas por sí mismas, aparecen mejoradas, aún desprovistas de su letra, como tratadas con un alquímico proceso temporal que las hace sonar incluso más nostálgicas, pero sin perder esa claridad y simplicidad modal que poseen los originales de MacCartney

Las canciones están agrupadas en cuatro Concerti Grossi, cada uno de los cuales recrea el estilo característico de los más grandes compositores del Barroco. A lo largo de estos conciertos se combinan con gran acierto las principales formas del barroco instrumental: Obertura francesa, estilo fugado, Bourrée, Sarabanda, Rondó.

A la manera de Haendel – El Concierto número uno, ‘’a la manera de Haendel’’, comienza con She loves you, canción grabada por el grupo de Liverpool en 1963, en la cara A de su cuarto single. Una perfecta alternancia entre concertino y tutti orquestal justifica plenamente la forma elegida. A continuación, Lady Madonna, grabada en febrero de 1968, continua la misma línea concertante y nos recuerda de manera muy eficaz el Aleluya de El Mesías.

El Tercer tiempo es un hermoso cantabile donde el cello borda la bella melodía de Fool on the Hill.

A continuación, Honey Pipe, grabada en 1968, tiene aquí un tratamiento fugado realmente notable. El desarrollo melódico y contrapuntístico de esta canción, y en general de todas, es prodigioso.

Breiner termina este brillante Concerto con un allegro concertante en estilo fugado evocando la graciosa Penny Lane, canción aparecida primero en Norteamérica en 1967 y posteriormente en Gran Bretaña en 1976, perteneciente al doble Magical Mystery Tour.

 A la manera de Vivaldi – En el segundo concierto el violín solista es empleado aún con más efectividad. Lo encontramos en el segundo tiempo, Girl, canción perteneciente a Rubber Soul, 1965, y también en I love her, una bonita barcarola donde nos parecerá estar oyendo el segundo tiempo de ‘’La Primavera’’. En este concierto encontramos otras canciones como Paperback Writer, perteneciente a Past Masters 2 de 1968, y la famosísima Help, que Los Beatles grabaron en 1965 en el LP del mismo nombre. Sobare todo no se pierdan la parte del clave.

A la manera de Bach – Con el Concierto número tres Breiner rinde homenaje al maestro de los maestros, Johann Sebastian Bach. Escrito en el estilo de los conciertos de Brandeburgo números 2, 4 y 5, contrastando combinaciones instrumentales en cada movimiento, el empleo de la flauta nos recuerda sin embargo a la segunda Suite para orquesta.

The Long and Winding Road, canción de 1970, es una perfecta obertura a la francesa. En esta pieza es quizá donde más podemos apreciar la maestría de Peter Breiner arropando la bella melodía con acordes y contrapuntos en el más puro estilo Bach.

El rondó es otra de las formas que nos aporta una nueva y especial visión de las canciones de Los Beatles. En este caso se trata de Eight Days a Week, pista número 12 de Beatles for sale, publicado en diciembre de 1964.

Qué bello contraste produce la siguiente pieza, una exquisita sarabanda , She’s leaving home, perteneciente al disco Sgt. Peppers, de 1967.

Este concierto concluye brillantemente con tres canciones, dos de ellas, We can Work it out y Hey Jude, contenidas en Past Masters 2. La última, Yellow Submarine, es un alegre badinerie, que nos devuelve nuevamente al espíritu de la suite orquestal antes mencionada.

A la manera de Corelli – Para la obertura de este último Concerto, Breiner escoge Here comes the Sun, compuesta por George Harrison en 1969. Esta pieza actúa a modo de obertura para el estilo fugado de la siguiente, Michelle (Rubber Soul, diciembre de 1965).

Un delicadísimo solo, primero de violín y después de cello, nos descubre la preciosa melodía de Goodnight (última canción del doble LP The Beatles, 1969).

Para terminar, Carry that Weight, de 1969, con un soberbio estilo concertante, nos devuelve a Abbey Road, ‘’donde todo comenzó’’.

beatlesbarrocoDiscografía recomendada:

BEATLES GO BAROQUE – Peter Breiner y su orquesta de cámara – NAXOS ref. 8.555010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s